Incineradores

La combustión en los incineradores se produce bajo condiciones controladas dentro de la cámara de combustión, no viéndose afectados por viento u otras condiciones meteorológicas adversas y, por lo general, proporcionando una combustión más eficiente, en comparación con los quemadores tradicionales.

Aunque algunos incineradores son en realidad antorchas enclaustradas, un verdadero incinerador dispone de controles para mantener una relación específica de aire-combustible, un revestimiento refractario y un tiempo de residencia mínimo, mientras que un quemador cerrado está simplemente protegido del clima exterior. La combustión más eficiente es proporcionada por un verdadero incinerador, siendo de aplicación típicamente con gases y líquidos residuales, gas de síntesis o gas de cola.

« volver